VI Congreso de Gestión Clínica: Una nueva etapa

En los distintos Congresos de Gestión Clínica hemos resaltado las implicaciones en las decisiones clínicas de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. La disminución en el gasto sanitario público no ha venido acompañada de una mayor transparencia y rendición de cuentas. Se precisa un espíritu más crítico en la toma de decisiones, ciertamente distintas, a los problemas de gestión que nos acompañan desde hace varias décadas y que son de todos conocidos.

Estamos iniciando una nueva etapa que debiera terminar con la ausencia de transparencia, la persistente indulgencia y la corrupción, que dificultan el crecimiento económico. En esta etapa, la práctica clínica se acercará a una nueva realidad, marcada por el uso extensivo de instrumentos y sistemas de información de fácil y libre acceso.

Una de las soluciones para afrontar esta nueva etapa es disponer de una gestión clínica rigurosa y honesta. La gestión clínica busca adaptarse al contexto donde habita, con trazos de sociedad “líquida”, relaciones laborales más temporales y plétora de datos, no siempre útiles. Además, hay una mayor exigencia ciudadana en el uso adecuado de los recursos públicos. La eficiencia es, sobre todo, un problema de actitud y de honda preocupación en sociedades más maduras civilmente.

En este congreso se presentarán diversas experiencias de esta nueva etapa en los distintos niveles de la gestión: macro (política sanitaria), meso (instituciones sanitarias) y micro (servicios clínicos). Mostrar distintos abordajes a cada nivel de la gestión es lo que, a los promotores de este VI Congreso, nos estimula.

Conclusiones VI Congreso de Gestión Clínica: Una nueva etapa

    Si la gestión clínica significa fomentar una medicina sensata en un contexto de expansión del conocimiento, debemos ser conocedores de que a pesar de disponer de toda la información de forma adecuada, no siempre producimos las respuestas correctas.

    Mientras que la primera revolución fue el lavado de manos la actual será disponer de información útil y clara.

    Datos abiertos significa en otras palabras la accesibilidad a otras áreas de conocimiento y que con audiencias apropiadas pueden mejorar los resultados.

    La creatividad y la corresponsabilidad de los profesionales requieren un esfuerzo muy relevante en un escenario donde prevalece la garantía de la inmortalidad de las organizaciones y de las personas.

    Los eventos adversos corresponden a complicaciones quirúrgicas, accidentes farmacológicos y procedimientos médicos, no se registran de forma adecuada, pero los errores diagnósticos sencillamente son olvidados.

    La MBE significó pasar de una medicina codificada por la experiencia personal, la tradición y el valor de la autoridad, a una toma de decisiones más estandarizada; pero que reconoce sus limitaciones con las nuevas fuentes de información y su validez en el mundo real de la práctica clínica.

    El reto en la actualidad de los sistemas de salud es legitimarse, tanto a nivel de las políticas de salud como en la práctica clínica habitual.

    Disponemos de muchas más aptitudes con muchos datos, mejores tecnologías de la información y capacidad de análisis, pero sin la alfabetización numérica adecuada a los retos que nos presentan.

    En la sanidad pública las innovaciones tecnológicas que de por si no conducen a la insaciabilidad aunque presenten beneficios marginales siempre acaban entrando.

    Las unidades de gestión clínica se han agotado. Seguimos sin disponer de evaluación de resultados que muestren mejoras y el entusiasmo inicial de los profesionales hacia estas unidades se ha diluido.

Adicionalmente:

    Si interesa el desarrollo de nuevos modelos de organización de la gestión clínica se necesita más un cambio institucional y de política que un mero proyecto de ley.

    Estamos inmersos en una nueva etapa que se caracteriza por la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, que requiere disponer de un espíritu crítico para fomentar la atención y la trascendencia en la toma de decisiones.


PROGRAMA

08.30h-09.00h: Apertura y entrega de la documentación

09.00h-09.30h: Bienvenida

Jesús Fernández Sanz, Consejero de Sanidad, Junta de Comunidades de Castilla La Mancha

Miguel Ángel Collado Yurrita, Rector de la Universidad de Castilla La Mancha

Jordi Colomer i Mascaró, Director General, Grupo Sagessa, Coordinador del VI Congreso de Gestión Clínica

09.30h-11.00h: Promesas políticas y nueva política

Moderador: Álvaro Hidalgo Vega, Director del Seminario de Investigación en Economía y Salud, Universidad de Castilla La Mancha

11.00h-11.30h: Pausa Café

11.30h-13.00h: La solvencia del Sistema Sanitario en el Estado de Bienestar

Moderador: Ricard Meneu de Guillerna, Presidente de la Fundación Instituto de Investigación de Servicios Sanitarios, Valencia

13.00h-14.30h: Política y gobierno de datos de la vida real

Moderador: Juan José Artells Herrero, Director de Sanidad, Comunicación y Gestión del Conocimiento, Barcelona

14.30h-15.30h: Almuerzo

15.30h-17.00h: Experiencias en Gestión Clínica en Atención Primaria y Hospital

Moderadora: Eulàlia Dalmau Matarrodona, Economista

17.00h-18.30h: Gestión y prácticas clínicas apropiadas

Moderador: Carlos Armendáriz Estrella, Director de Hospitales del SESCAM

09.00h-10.30h: Gestión clínica y funcionarización de la sanidad

Moderadora: Marta Trapero Bertrán, Profesora Asociada, Universidad Internacional de Catalunya. Investigadora de las Universidades Pompeu Fabra y Castilla La Mancha. Ex Presidenta AES

10.30h-11.00h: Pausa Café

11.00h-12.30h: La Medicina Basada en la Evidencia a revisión

Moderador: José Antonio Ballesteros Cavero, Director General de Asistencia Sanitaria del SESCAM

12.30h-13.30h: Evitar lo fútil, inútil y perverso en la práctica clínica

Moderador: David Baulenas Parellada, Director Médico, Hospital Universitario Sant Joan, Reus

13.30h-13.45h: Conclusiones

13.45h-14.00h: Clausura