V Encuentro de Salud Pública. Desafíos en Política Sanitarias de VIH/SIDA: envejecimiento, comorbilidad y nuevos diagnósticos

Las variables que contribuyen al envejecimiento en los países desarrollados son el incremento en la edad de infección, el mayor riesgo a ser diganosticado tardíamente y la mejora de supervivencia atribuible a la eficacia y a la efectividad de los tratamientos para el VIH/SIDA. Así, por ejemplo, de 2003 a 2012 hemos pasado de una mediana de 40 a 48 años según una cohorte de casi 3000 pacientes tratados en la Universidad de Módena. La mortalidad también ha disminuido a tasas parecidas a las de población general. Este envejecimiento lleva asociado un extra de carga de enfermedades crónicas que requerirá atender futuras necesidades. También, las cohortes españolas empiezan a observar problemas relacionados con el envejecimiento y la cronicidad.

En relación a los nuevos diagnósticos la situación sigue siendo preocupante. El cambio de conductas sexuales detectado en jóvenes que mantienen relaciones sexuales completas bajo la influencia del alcohol y de drogas de diseño, la disminución experimentada en el uso del preservativo y el aumento del número de parejas sexuales, lleva, ineludiblemente, a un mayor número de personas en riesgo de exposición al VIH/SIDA y otras ITS.

El VIH/SIDA ya no es una amenaza de riesgo global para la salud. Alcanzar reducciones de muertes del 90% en 2030 frente a 2010 es posible. Se requieren inversiones mantenidas en el tiempo para concretar estos resultados que aborden asuntos estructurales y sociales que todavía di suaden a que población marginal que lo puede necesitar acceda a los servicios con facilidad. Son necesarios esfuerzos comunes, la participación de atención primaria en el diagnóstico precoz, la movilización comunitaria, la mejora en el acceso a los nuevos diagnósticos y a los servicios de prevención y tratamiento, así como, promover la adherencia a los tratamientos como se intenta en cualquier otra enfermedad crónica.

De todos estos asuntos discutiremos en este IV Encuentro de Salud Pública.